¿Por qué cambiar el cristal de un escaparate cuando ya es posible repararlo?

 

Cada vez es más habitual ver los escaparates, paradas de autobuses, cristales de los trenes y en general cualquier superficie de vidrio que existen en las ciudades con las pintadas y graffitis hechas con rotuladores cargados con ácido que corroen el cristal dejándolos grabados y matizados de forma permanente. Hasta hace poco tiempo la única solución pasaba por sustituir los cristales o vidrios ocasionando un gasto elevado y molestias. Pulir el cristal es la alternativa a la sustitución reduciendo hasta un 70% los costes respecto a la sustitución. Hay que tener en cuenta que las compañías de seguros no dan cobertura por daños provocados por actos vandálicos como es el caso por lo que pulir se convierte en la alternativa más rápida y económica para dar solución a las pintadas y graffitis hechos con ácidos así como la eliminación de ralladuras, arañazos o incrustaciones de cal o salitre.

 

.